Día 20

Bendita locura

21 Días De Ayuno y Oración

Al llegar Pablo a este punto de su defensa, Festo interrumpió. —¡Estás loco, Pablo! —le gritó—. El mucho estudio te ha hecho perder la cabeza. —No estoy loco, excelentísimo Festo —contestó Pablo—. Lo que digo es cierto y sensato. El rey está familiarizado con estas cosas, y por eso hablo ante él con tanto atrevimiento. Estoy convencido de que nada de esto ignora, porque no sucedió en un rincón. Rey Agripa, ¿cree usted en los profetas? ¡A mí me consta que sí! —Un poco más y me convences de hacerme cristiano —le dijo Agripa. —Sea por poco o por mucho —le replicó Pablo—, le pido a Dios que no solo usted, sino también todos los que me están escuchando hoy lleguen a ser como yo, aunque sin estas cadenas.

Hechos 26:24-29 NVI

El apóstol Pablo ya ha transcurrido algunos años metido en la cárcel, pasando de gobernador en gobernador, de ciudad en ciudad y le llega el momento de presentar su defensa, ya que él había dicho que era “ciudadano romano”. Llega ante el rey Agripa y el gobernador Festo. Él aprovecha para contarle de qué manera lo había encontrado Jesús y de cómo lo había comisionado a los gentiles (no judíos) para abrir sus ojos espirituales, para que se convirtieran de las tinieblas a la luz; del gobierno de Satanás al de Dios por medio de la fe en Jesús y del arrepentimiento de sus pecados. Pablo se juega el todo por el todo, no se reserva nada. Festo entonces interrumpe y lo trata de loco. Lo que ocurrió con Jesús era de público conocimiento, no había pasado en un rincón del mundo, ni a escondidas. A veces la gente creerá que eres un “loco” porque les hablas de la verdad de Dios. Pero eso no invalida la “verdad”. Algunos prefieren seguir ciegos. Y hasta “casi” son convencidos como Agripa… pero no se animan… Como cuando Jesús liberó al endemoniado gadareno. La gente prefirió seguir viviendo en tinieblas, con los demonios que ser libres. Porque la libertad nos saca de nuestra zona de comodidad, nos hace responsable de nuestros errores. ¡Ojalá que todos lleguen a ser convencidos y transformados por Cristo! ¡Por poco o por mucho! ¡Bendita locura esta de estar apasionados por hablarles a otros de Jesús!

Comparte este video en tus redes https://youtu.be/jHTQUXy4eLk

Para Pensar

¿Te han hablado de Jesús y a pesar de que simpatizas con el mensaje, aún sigues empecinado en mantener cerrados tus ojos espirituales? ¿Qué harás?
¿Te han tratado alguna vez como “loco” por hablarles de Jesús? ¿Te has desanimado? Sigue predicando.

Motivos de oración

  • Que un movimiento se levante desde cada iglesia para predicar el Evangelio de Fe en Jesús y Arrepentimiento.
  • Que todas las personas lleguen por poco o por mucho a ser convencidas del mensaje del Evangelio
  • Que el Gobierno de Dios se establezca en cada lugar donde haya un cristiano.

Oración 

¡Señor, danos la pasión y la osadía que Pablo tenía para compartir tu mensaje! ¡Qué no nos avergüence que los demás nos traten como “locos” por hablar de Ti! ¡Que muchas personas se vuelvan a Ti en fe y arrepentimiento! ¡En el Nombre de Jesús, Amén!