Día 15

La salvación se extiende a tu casa

21 Días De Ayuno y Oración

Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían. Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron. Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó la espada y se iba a matar, pensando que los presos habían huido. Mas Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí. El entonces, pidiendo luz, se precipitó adentro, y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas; y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.

Hechos 16:25-26 RVR60

Ahora los que están presos por predicar el evangelio son Pablo y Silas. Los habían azotado duramente y los habían metido en la celda de más adentro que tenían, con sus pies puestos en un cepo. No había manera de escaparse. ¿Quién tendría ganas de cantar? Yo esperaría escuchar lamentos de dolor y de frustración. Sin embargo ellos cantaban y los presos los oían… ¿Te lo imaginas? Y entonces ocurre algo tremendo: Un terremoto y los cimientos de la cárcel se sacudieron… y las cadenas se cayeron… y las puertas se abrieron… ¿Te recuerda algo esto? ¡No, no es repetición de la historia de Pedro de más atrás! Dios vuelve a liberar a sus hijos… Pero esta vez es otra cosa lo que lo moviliza… la alabanza de Pablo y Silas… ¡Sin embargo, el gozo que sentían era mayor que dolor que tenían en sus físicos y del miedo, de tal manera que se pusieron a cantar! Sus pies podían estar en un cepo pero sus espíritus ¡estaban libres y llenos de gozo! La alabanza nos eleva a Dios, nos llena de ánimo, de fe. Nos fortalece y trae liberación de nuestras cadenas, pero también se extiende a los de nuestro alrededor. El carcelero de Filipos, cuando se enteró de lo que había pasado, quería matarse, ya que ese era el castigo que le esperaba, mas ellos le dijeron que no lo hiciera y él les preguntó: ¿Qué tengo para ser salvo? Y ellos le dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú y tu casa  (Hechos 15:31-32)

Comparte este video en tus redes https://youtu.be/QO9K3LCtLNE

Para Pensar

Tu decisión siempre afecta a los demás. ¿Qué decisiones has tomado (buenas o malas) que han afectado a los de tu casa? ¿Cuál es tu actitud cuando pasas por pruebas? ¿Queja o alabanza? ¿Palabras de “fe” que dan ánimo o de “esperanza” que traen desánimo a los que tienes a tu alrededor?

Motivos de oración

  • Dios llene de Su pasión nuestros corazones.
  • Dios desarrolle en nosotros el carácter de personas que puedan alabar en medio de circunstancias muy difíciles.
  • Por la salvación completa de nuestras casas.
  • Por liberación de cadenas que nos mantienen en una profunda tristeza.

Oración 

Señor, hay poder en Ti para liberarnos de toda cadena que nos mantiene encarcelados en un lugar muy profundo. ¡Para Ti nada es imposible! ¡Líbranos Señor! ¡Y que nuestra libertad se extienda a los nuestros! ¡Que la alabanza surja de lo profundo de nuestro ser! ¡Te alabamos Señor!
En el Nombre de Jesús, Amén.