Día 17

No temas

21 Días De Ayuno y Oración

Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de noche: No temas, sino habla, y no calles, porque yo estoy contigo, y ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte mal, porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad.

Hechos 18:9-10 RVR60

El capítulo comienza diciendo que Claudio, el emperador de Roma, había echado a los judíos de Roma. Mientras tanto, Pablo estaba apasionado predicando el evangelio, dice unos versículos mas arriba: “Entregado por entero a la predicación de la palabra, testificando a los judíos que Jesús era el Cristo” (Hechos 18:5). ¡La gente empezaba a entregarse y hasta el principal de la Sinagoga había creído en Jesús! En medio de todo eso, Dios le habla en una visión de noche y le anima a no callar. ¿La razón? Dios tenía mucho pueblo allí en Corinto. A veces podemos atemorizarnos de las noticias a nuestro alrededor, pero Dios nos dice ¡“No temas”! Cuando estamos haciendo su voluntad, cuando Dios tiene un propósito mayor que lo que vemos… Nos dice “no temas, ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte mal”.
Dios tiene mucho pueblo en la ciudad en donde habitas. ¡Ten ánimo! ¡Habla y no calles! ¿Por qué? Porque Dios mismo está contigo. Me recuerda a Josué, cuando tiene que tomar el liderazgo de Moisés al morir. ¿Recuerdas Josué 1:9?: “¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas”.
¿Parecido verdad? Dios nos da ánimo para la gran tarea que nos ha encomendado… Él sabe que cuando perdemos el ánimo, perdemos lo más valioso que tenemos. Por eso ¡Ten ánimo, Dios está contigo!

Comparte este video en tus redes https://youtu.be/qqXBz5e9lp8

Para Pensar

¿Te has sentido desanimado? ¿Temeroso? ¿Qué te ha dicho Dios hoy a través de esta reflexión? ¿Qué harás en respuesta a lo que Dios te ha dicho hoy?

Motivos de oración

Dios llene de ánimo a todos los cristianos, para hablar de Su mensaje a toda persona. Nos haga sensibles a su voz, cualquiera sea la forma en que nos hable.

Oración 

¡Señor te doy gracias porque Tú nos das ánimo y guía cuando estamos desorientados y temerosos! ¡Gracias porque siempre estás con nosotros, levantándonos la cabeza y haciéndonos sentir seguros! En el nombre de Jesús, Amén.